miércoles, 30 de agosto de 2017

SI SABES DE DONDE VIENES SABRÁS HACIA DONDE IR. Acción de Raimon Blu.



Acción homenaje al poeta catalán David Yeste con motivo de la presentación de su libro NO ESCRIBIRÉ UN BESTIARIO, especialmente dedicada a sus raíces, sus vínculos con Baza, a sus padres y por extensión al esfuerzo y al sacrificio de toda la generación bastetana de postguerra. 




Grabación de Sonia Muñoz (Sonifoto)








ACTO PRIMERO DE NO ESCRIBIRÉ UN BESTIARIO


"Poesía es la unión de dos palabras que uno nunca supuso que pudieran juntarse, y que forman algo así como un misterio". Federíco García Lorca; Fuente Vaqueros – Granada, 1898




ACTO SEGUNDO DE NO ESCRIBIRÉ UN BESTIARIO

“El verdadero arte consiste en un mirar de nuevo, como si se hiciera por primera vez, como si el mundo fuese inventado cada mañana. Como si fuéramos todos tan inocentes que cada gesto y cada objeto se dispusieran a inaugurar un conocimiento desconocido hasta entonces”. Joan Brossa (Barcelona – 1919)






ENTREACTO DE NO ESCRIBIRÉ UN BESTIARIO

“Abriré los ojos y veré mi cara en la ventanilla. Caminar con la esperanza de que el universo se ordene ofreciendo un pedazo de asfalto bajo mi pie en el próximo paso: de no ser así, acariciaré el tropezón y abrazaré el desequilibrio. Mi cara en la ventanilla no será mi cara, será la máscara del amanecer del mundo.” David Yeste (Terrassa –Barcelona, 1969)






ACTO TERCERO DE NO ESCRIBIRÉ UN BESTIARIO

Azada, acero domado, herramienta revolucionaria, laboriosa mano humana que con esfuerzo, sudor y sacrificio logró manar vida bregando en las adversidades de esta nuestra tierra.

Espejuelo, testimonio fósil de la historia geológica de nuestro hábitat. Débil mineral que comparte ADN con el diamante, que yace en el vientre de espartizales y reviste casas cueva, simbiosis del humano con su entorno, yeso que blanqueó fachadas y fogones, y el que aun siembra de asombrosos destellos los caminos rurales. 




Así es la poesía, como estos dos elementos rutinarios, sencillos, humildes, que al conjugarse ambos, el yeso reblandece al acero y la azada aporta consistencia al espejuelo, adquiriendo mutua fuerza expresiva, identidad simbólica, brillo propio y admiración cual una valiosa joya. 




David Yeste, que sea esta floreciente estrella de espejuelos brújula en el divagar de tus futuros días y te recuerde a Baza, donde concibieron existencia tus padres, donde tus abuelos gestaron esperanza, donde vuelves cada verano, porque si sabes de donde vienes sabrás hacia donde ir y no escribirás un bestiario. Raimon Blu (Baza- Granada 1971)












 

Gracias al Aula Municipal de Poesía y Humanidades Dama de Baza, así como a Purificación Corbalán Vaca y a Juanra Gil Van Gil por su colaboración en esta acción poética.









POESÍA EXPERIMENTAL DE RAIMON BLU






domingo, 27 de agosto de 2017

Invitación a la lectura de NO ESCRIBIRÉ UN BESTIARIO, un poemario de David Yeste. Presentación en Baza (Granada).

David Yeste (Terrassa) presentó en Baza, pueblo natal de sus padres, el día 24 de agosto de 2017 su tercer libro de poemas titulado NO ESCRIBIRÉ UN BESTIARIO. Fue un enriquecedor y emotivo acto por la calidad literaria y por la calidad humana del autor, por el debate y la expectación que suscitaron sus versos entre el público asistente, y a quien tuve el placer de acompañarle en la mesa junto con Rafael García, coordinador del Aula Municipal de Poesía y Humanidades Dama de Baza.



Fotografía de Sonia Muñoz (Sonifoto) 


Comparto el texto introductorio que di recitación bajo el siguiente título:


INVITACIÓN A LA LECTURA DE NO ESCRIBIRÉ UN BESTIARIO

Lo primero que llamará la atención al abrir “No escribiré un bestiario” es su redacción.   Visualmente rompe con la estructura tradicional del verso. Todos los poemas se presentan como bloques de texto con renglones de igual longitud, con apariencia de prosa. Sin embargo apenas se comienza la lectura se detecta la ingeniosa construcción de la musicalidad y el ritmo poético. Los versos juegan a camuflarse de narrativa en un novedoso intento de reeditar el verso libre, tan libre como sea el criterio de cada lector. El estilo, al igual que en los anteriores poemarios de David, es sazonador de un clímax pausado, un léxico envolvente de cotidianidad, que remite a paisajes y pasajes reconocibles, que barniza de aparente sencillez la complejidad expresiva, un eco cálido que reverbera en la sensibilidad y la cavilación del lector.
David construye metáforas de gran sensibilidad expresiva a partir de un lenguaje de lo más coloquial y como ejemplo elogio la siguiente: “el porvenir es un plan de pensiones y el abrazo una hipoteca a largo plazo” del poema titulado Comunicación Incidencia 4/11.
El eje temático de “No escribiré un bestiario” gira sobre el SER RACIONAL, EL HOMBRE con mayúsculas, hembra y varón, como ser sociable y generador de conocimiento, la humanidad como diversidad de culturas, la persona como pensamiento individual. Poema a poema despoja a ese Hombre con mayúsculas de sus dos metros cuadrados de piel y lo planta en carne viva frente al espejo de su conciencia, para examinar virtudes y defectos, logros, errores y horrores en el culmen de la secuencia evolutiva, nuestra sociedad actual.
Al principio encontramos una declaración de intenciones en el siguiente verso: “Supongo que concluyo que nunca escribiré un bestiario”, donde el autor apela al relativismo, a la incertidumbre de nuestros actos y su consumación como hechos sociales, nuestra capacidad de comunicarnos, de pensar y razonar, de producir sociedad basada en la cooperación y la dependencia mutua para lograr objetivos comunes de supervivencia, de convivencia, de eso que ahora llamamos “Bienestar Social”.
Desde el yo narrativo, David Yeste nos involucra en sus pensamientos, su visión de esta sociedad que cada vez es más individualista, como en este verso que dice: “creo que es tarea mía comprenderme en el material que me compone” y con el que nos remite al hecho de re-humanizarse uno mismo ante el mundo artificial que hemos creado, ante la cosificación humana y la humanización de artefactos; o la contradicción de una sociedad de actividad estresante que termina creando estáticas rutinas como expresa en este otro verso: “en cada coche uno, o una, raramente dos o más. Es el mismo tramo compartido 5 días a la semana durante casi 24 años”.
Y por supuesto aparece La BESTIA, la otra cara del ser humano, la explotación del hombre por el hombre, su huella de autodestrucción, a veces camuflada como en este verso: “exigiéndole hambriento el pecho a mi madre”, y a veces a rostro descubierto como en los poemas titulados “Trampa” y “Un Bestiario”
A lo largo del poemario subyacen temas como la sensación de angustia ante ciertos horrores humanos: me voy yendo de mí y soy la madrugada que tarda más de lo debido en ser mañana soportable”, nos dice David. O el abatimiento y el miedo inoculado por las esferas de un poder global como expresa en el poema Pasos: “hemos andado por todo eso y hemos vuelto con los ojos cerrados y los brazos abiertos”.   Hay un canto a la igualdad de género, al inevitable paso del tiempo hacia la vejez, a las ausencias y despedidas para siempre, incluso un certero guiño a la poesía experimental, al concretismo, con el poema “Carga Genética”.  
“No escribiré un bestiario” plantea grandes interrogantes porque como dice el poema titulado INFINITAS: “a diferencia de las piedras, de las olas o de las sombras de las nubes, estamos hechos de preguntas”. Y nos induce a reflexionar en voz baja sobre dicotomías como Noche/Día, Religión/Ciencia, Naturaleza/Cultura, Dolor/Placer, Amor/Soledad, Sobre información de los demás/Desconocimiento de uno mismo, Semidioses/Víctimas de nuestras propias creaciones. Poemas en los que existe la razón porque se construye con razonamientos aflorados de un predicado de amor universal por cualquier forma de vida, de un halo de esperanza, de confianza en el lado más bondadoso y fraternal de la humanidad. Leer “No escribiré un bestiario” es hacerse una analítica moral, un diagnóstico ético a partir del cual valorar cuánto de dormida dominas la bestia en ti.

Raimon Blu                                    








Fotografía de Sonia Muñoz (Sonifoto) 






domingo, 6 de agosto de 2017

EL REMITEN-TE. Nace en Berja (Almería) una Revista de Mail-Art.


Portada de EL REMITEN-TE
(sobre ramas de árbol en Baza)


El día 1 agosto del 2017 salió registrada del Ayuntamiento de Berja la Revista de Mail-Art "El REMITEN-TE Nº 1”. Se trata de un proyecto desarrollado por el artista visual Francisco Escudero para el Taller que dirije de Poesía Experimental en la Biblioteca Municipal de Berja y que coordina Rocío Domínguez. La idea de hacer una revista de Mail-art surgió tras la donación realizada por el escritor y editor Pepe Criado de su voluminosa colección de poesía experimental de los años 80 y 90 a la biblioteca municipal con motivo del I FESTIVAL DE POESÍA VISUAL DE BERJA, el 21 de marzo, día Internacional de la Poesía 2017. Al inventariar y catalogar todo el material donado se ha inaugurado un importante Archivo de Poesía Visual en dicha Biblioteca. Entre las obras donadas se encuentran varios números de estas revistas, con postales originales firmadas y numeradas de autores tan representativos como Joan Brossa, José Luís Campal, Nel Amaro, Texto Poético, Antonio Gómez, Josep Sou, Corpá, Rafael Marín, Antoni Miró, Xavier Canals, Manuel Calvarro, Guillermo Deisler, Fernando Millán, Fernández García, etc. 

EL REMITEN-TE” está inspirada en la revista ensamblada “El Paraíso” editada por José Luis Campal y es el fruto práctico del Taller de Poesía Experimental de la Biblioteca Municipal de Berja que dedicó dos sesiones a conocer y trabajar este tipo de publicaciones. El Nº 1 contiene obras de los/as participantes en el Taller de Poesía Experimental, autores invitados y una obra enigma firmada como “ANÓNIMO”, en total se han editado 12 ejemplares. Francisco Escudero proyecta de cara al próximo año editar el Nº 2 de esta revista de Mail-Art con la participación por invitación de destacados autores de la Poesía Experimental nacional conjuntamente con el Taller que dirige. 

El archivo de Poesía Experimental de la Biblioteca Municipal de Berja que se inauguró con la donación de Pepe Criado continua creciendo en volumen y relevancia con adquisiciones de nuevas obras, nuevas donaciones y con iniciativas como esta recién nacida revista de mail-art “EL REMITEN-TE”.


Lista de Autores Participantes:

Anónimo, Raimon Blu, Lola Callejón, Pepe Criado, Rocío Domínguez, Francisco Escudero, Fátima Jiménez, Ismael Lozano, Emilia Ortega, Miguel Parra Uribe, Carmelo Ruiz, Cristóbal Torralvo.







 ANÓNIMO



Raimon Blu



  Raimon Blu
- Reverso-





 Lola Callejón






Pepe Criado




Pepe Criado
- reverso -






Rocío Domínguez






Francisco Escudero



Francisco Escudero
- Reverso -





Fátima Jiménez





Ismael Lozano





El Taller de Emi Ortega



El Taller de Emi Ortega



El Taller de Emi Ortega
- Reverso -






Miguel Parra Uribe






Carmelo Ruiz




Cristóbal Torralvo



Cristóbal Torralvo
- Reverso -







EL REMITEN-TE  Nº 1
- contenido -







Baza, 6 de agosto del 2017
Raimon Blu





sábado, 29 de julio de 2017

CONSUMO ELÉCTRICO: LA BOMBILLA (boceto y prototipo). Poema visual de Raimon Blu

La idea, la idea, la iluminada idea ha sido representada por una bombilla, una de las iconografías más utilizadas en la poesía visual desde Brossa hasta autores actuales. Una vez leí que todo poeta debe escribir al menos un haiku en su vida. Y yo pienso que todo poeta visual debe intervenir al menos una bombilla en su vida. Aquí está la mía (boceto y prototipo), materializada después de ver el TOTAL a pagar de la indescifrable factura de la electricidad y siendo consciente que aquello que encarece este recibo no es la luz que me ilumina en la oscuridad de mi morada, sino la especulación que nos absorbe por los excesivos “ENCHUFES” ajenos a nuestro consumo.


 CONSUMO ELÉCTRICO (boceto)




CONSUMO ELÉCTRICO (prototipo)








POESÍA EXPERIMENTAL DE RAIMON BLU




domingo, 9 de julio de 2017

OROGO, un libro de madera sobre las artes poéticas. Colaboración de Raimon Blu con 4 poemas visuales.

OROGO, libro colectivo de madera en 2 tomos ideado por el artista plástico Manuel Fernández Castilla con motivo del día internacional del libro 2017, para el Taller de Escritura Creativa de Berja que dirige Francisco Escudero y coordina Rocío Domínguez. Colaboración de Raimon Blu con 4 poemas visuales.





































POESÍA EXPERIMENTAL DE RAIMON BLU